Edil Alfonso Iglesias expresó varios reparos a la Rendición de Cuentas 2018 de la Intendencia de Montevideo

La Junta Departamental de Montevideo aprobó el pasado viernes 27 el proyecto de Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal correspondiente al año 2018.

Durante el tratamiento, el edil batllista Alfonso Iglesias, en el informe en minoría, expresó varios reparos, precisiones y consideraciones al analizar las participaciones en sala de los representantes de ejecutivo departamental y de los Municipios.

En los conceptos sustanciales, Iglesias expresó: “en carácter de consideración general observamos el cambio metodológico de la presentación y la diferenciación del sistema analítico presupuestal clásico con que la Intendencia acostumbró trabajar durante los tres ejercicios anteriores.

El cambio estructural de la planificación de la Intendencia aplicado en el ejercicio 2018 se aparta sustancialmente del método con el que se realizó el presupuesto quinquenal de la Intendencia lo que redunda en un inconveniente básico para el seguimiento y contralor de las acciones departamentales y municipales.

Asimismo, en la corrida del seguimiento de metas y objetivos la diferenciación en las mediciones no permite realizar cuadros comparativos ya que en un primer estudio se “definieron un número reducido de lineamientos estratégicos y de objetivos estratégicos, subordinados a los anteriores”.

Al profundizar, la Intendencia, en los lineamientos transversales se pierde la visualización de los temas centrales del presupuesto quinquenal ya que es muy difícil traducir los nuevos lineamientos, desarrollando, como ya manifestamos, en un nuevo ámbito.

En esta nueva forma de plantear lineamientos estratégicos y transversales consideramos que distrajo atención, especialmente en los Municipios, de los objetivos que la ley les indica.

A nuestra consideración, los que la Intendencia identifica como los seis grandes lineamientos estratégicos transversales quedaron solo en la propuesta programática pues terminaron siendo desarrollados centralmente por el ejecutivo, especialmente en temas de Movilidad.

En el campo de la presentación del presupuesto observamos un crecimiento en los gastos de funcionamiento y de movilidad funcional en cargos de dirección o conexos lo que es directamente atribuible al incremento de los gastos mencionados.

Otra de las formas de incrementar los gastos con destinos que no es posible determinar a ciencia cierta, es con las políticas de transversalidad aplicadas.

Estas políticas transversales en las acciones de difusión o inclusión en el territorio se despliegan en forma constante e igual por todos los sectores del gobierno departamental, con resultados inmedibles e inciertos: conferencias o diferentes modos de reunirse para discutir temáticas constantes lo que asemeja a un movimiento sin resultados de carácter intra-gobierno.

Es imposible obtener información completa de las actividades tales como gastos concretos que insume cada una, nombres, direcciones y actividades o profesiones de los participantes.

Otra de las cualidades que no compartimos es lo innecesario de largas presentaciones de acciones de las direcciones de la Intendencia o de los Municipios y después no poder obtener datos concretos de los resultados en los respectivos territorios.

Un reiterado defecto de las presentaciones en sala es que los responsables de las diferentes áreas o sus asesores en las mismas no estén en condiciones de ampliar información que no se ciña a lo proyectado en sala pero que sí está en la rendición escrita entregada.

Antes de avanzar en estas -que nosotros consideramos fallas metodológicas consideramos oportuno salvaguardar, como todos los años-, las presentaciones y respuestas de los municipios B y G, que son claras en los libros y en las presentaciones además de comprobable en el territorio.

Realizada esta aclaración continuamos con nuestro análisis.

En Gestión Humana en ningún momento podemos obtener la información sobre cuantos representantes de las minorías LGBTI, discapacitados o afrodescendientes, ingresaron a la administración en los porcentajes que indican las leyes dictadas al efecto.

En Desarrollo Ambiental nos satisface la presentación que realizara el ahora ex Director del Departamento, Ingeniero Fernando Puntigliano aunque subyacen los problemas de gestión o mejor dicho de cumplimiento de los objetivos emanados del presupuesto quinquenal.

Dejamos constancia que nos quedamos con enormes dudas sobre el estado de la flota de recolección de residuos y su mantenimiento y de desconocimiento de planes de contingencia o su efectividad probable.

En el Departamento de Cultura se observa una caída en las acciones culturales especialmente en las áreas clásicas del departamento a la vez que se incrementan acciones alternativas no medibles.

Con respecto a los Municipios reiteramos nuestra imposibilidad de controlar las acciones del Municipio A que aparentemente corrigió la información de sus tareas pero que termina diciendo que se equivocó en la planificación y que se confundió con las metas y lo efectivamente realizado: la razón de la sinrazón.

Destacamos como en todas las rendiciones que sus datos sobre limpieza y obras ejecutadas son difíciles de encontrar en su territorio.

El Municipio C es trágico: la alcaldesa el año pasado cuando analizamos la rendición 2017 manifestó no poder informar pues ella recién se hacía cargo de la gestión, y este año 2019 al presentarse la rendición 2018 adujo lo mismo.

Por estas razones durante dos años nos encontramos en parte aislados de conocer profundamente la gestión del Municipio aunque sabemos que, nadie controla como se hace el barrido y donde se hace, entre otras cosas.

En este estado de cosas es bueno recordar que existen en ese lugar otros cuatro concejales municipales que conocen y deben participar en el gobierno del mismo y que tal como establece la Ley de Descentralización y Participación ciudadana en su artículo 15 inciso 5 les corresponde “colaborar con el alcalde para el normal desempeño de los cometidos municipales”. Si cambia el alcalde, no para el gobierno municipal, es un órgano colegiado de 5 miembros.

En otro orden de cosas, es parcial el control de fincas ruinosas, artículo 7, inciso 2 de la citada ley y demorada sin razón el control de las concesiones y contraprestaciones emanadas de las mismas.

Otra de las ausencias en esta rendición de cuentas es el abandono de las obras de realojo, especialmente en la Cañada Matilde Pacheco, Municipio D y del plan maestro de la Chacarita de los Padres en el Municipio F”.

Compartir