Adriana Peña se despide de 10 años de gestión en Intendencia de Lavalleja con importante superávit

Luego de recibir la Intendencia de Lavalleja con un pasivo muy significativo, la Dra. Adriana Peña, única mujer electa dos veces para administrar un departamento en Uruguay, rememoró que asumió el compromiso ante la ciudadanía de revertir esa delicada situación, lo que efectivamente se logró a lo largo de diez años de gestión.

En ese sentido y en una presentación pública realizada en conjunto por todo el equipo de directores al frente de la Intendencia de Lavalleja, la intendente recordó éste miércoles que se están ejecutando y proyectando nuevas e importantes obras, como ha sido una característica de su gobierno, pese a que en el presente se enfrenta los efectos de la actual pandemia y los efectos climáticos muy adversos.

En 2010 recibió la Intendencia con una deuda millonaria, juicios con los funcionarios, que en ese momento eran 1900 en la plantilla y situaciones complejas que debió soportar con determinación.

En la rendición de cuentas, Peña resaltó que tras su reelección volvió a asumir el Gobierno con una deuda histórica de casi 200 millones de pesos y nuevamente se logró revertir esa realidad adversa con un proceso de ajuste, hasta que finalmente a partir de la rendición de cuentas del año 2018 logró llegar a tener un superávit de 38 millones de pesos en el año 2019 y 16 millones de pesos de superávit acumulado.

Por su parte el Contador Daniel Sureda aseguró que el compromiso asumido desde el inicio de la gestión, en cuanto a la entrega de una Intendencia saneada y con un pasivo cero, se ha cumplido y está más que claro al apreciar las cuentas, agregando que “si se ven las inversiones en relación a los egresos, nos dice que uno de cada cinco pesos que entran a las arcas municipales va a inversión, un 18% se gasta en funcionamiento y el resto en servicios. Con austeridad se logró licuar el pasivo y se acompañó con obras todo este período”.

Actualmente los funcionarios han tenido una recuperación salarial de 62.06 por ciento, totalizando un 189 por ciento de aumento en los dos períodos de la administración encabezada por la Dra. Peña.

Hoy la Intendencia cuenta con 800 funcionarios contratados y presupuestados y se mantienen 400 zafrales en un régimen quincenal, que busca ayudar y darle una salida laboral a gente con dificultades, cumpliendo con la tarea municipal.

A pesar del porcentaje de morosidad que se ha agravado por la actual pandemia, se ha brindado apoyo a los feriantes, descuentos a los contribuyentes, disponiéndose también la postergación en pagos de algunos tributos, sustento alimentario a población vulnerable, distribución de canastas alimenticias, vivienda social y entrega de materiales de construcción. También se ha impulsado el desarrollo cultural, educacional y deportivo.

Por último, recordó que la Intendencia asume infinidad de compromisos sociales, que sería imposible de enumerar, como becas a las personas con discapacidad y a estudiantes, programas de trabajo joven y ayuda a población vulnerable, comedores, refugios, exoneración de contribución inmobiliaria a jubilados, pensionistas y personas con capacidades diferentes, etc.

Compartir